Es importante insistir en el uso de la nueva almohada durante 7 días como mínimo, para lograr la adaptación correcta de su cuerpo. Recomendamos utilizar la almohada después de unas 12 hs abierto el embalaje, debido a eventuales olores residuales de fabricación.